PENEDÈS

Enoturismo en otoño

Un horizonte cobrizo y añil. Hileras de vides que se funden y confunden con la paleta natural de colores tierra bajo sus pies. Nuestros pies. Un remanso cromático otoñal que da inicio al progresivo e inevitable letargo de la vid. El reposo del guerrero; el retorno del héroe, que dirían los clásicos. 



 

En contraste con la actividad en bodega, el paraje ofrece quietud e incita al paseo y la contemplación. El goce calmado del patrimonio cultural y experiencial, gastronómico y humano de territorios que, como nuestro hogar, se erigen y evolucionan desde una atávica tradición vinícola.

 

 

Antes del recogimiento invernal, el otoño todavía nos ofrece luz y temperaturas moderadas, contexto que invita a salidas y actividades que tienen a la vid y su entorno como nexo orbital:


 

Donde todo comienza

 

El Centro de Visitas de Familia Torres, en el corazón del Penedès, sigue renovando, actualizando y proponiendo nuevas actividades y eventos singulares, que se suman a las experiencias que se han convertido en un referente del enoturismo de calidad, premiadas y reconocidas internacionalmente:


 

De la cepa a la copa

Para poner a prueba el paladar con una cata sensorial en uno de los viñedos más emblemáticos de la familia: el viñedo Mas La Plana. Descubrirás las singularidades de cada uva, comparando el fruto con una cata de algunos de los vinos más exclusivos y reconocidos, elaborados a partir de las mismas variedades, además de conocer la historia de 5 generaciones dedicadas al mundo del vino. 

 

 

 

 

Mañana de vendimia

Rodearse de viñedos y experimentar la vendimia, además de visitar la bodega y descubrir todas las curiosidades de esta experiencia cultural y milenaria, en una jornada que te hará sentir la tradición en tus manos. 

 

 

 

Alimento para cuerpo y alma

 

Culminar con los más queridos una jornada de naturaleza y vino en “Jardí Restaurant El Celleret”, el nuevo espacio enogastronómico de la familia Torres en el Penedés. Un rincón elegante y acogedor donde disfrutar de la mejor gastronomía local; abierto a un jardín de olivos que se funde con el viñedo de Mas La Plana hasta acariciar los picos de Montserrat, en el horizonte.

 

El patrimonio culinario y el paisaje del Penedés, desde el interior hasta el mar, es el protagonista de la cocina de nuestra bodega, donde, celebrando el espíritu del Mediterráneo, armonizamos con nuestro legado más preciado, nuestros vinos, para dibujar los paisajes del Penedés en la mesa.

Sirva esta propuesta como lienzo en blanco para que el visitante diseñe su propia jornada otoñal. Con el paisaje en la copa, el patrimonio en la mesa y en nuestra memoria. 

 

 

 

Ver comentarios

Para dejar comentarios debes estar registrado e iniciar sesión

Inicia sesión o registrate