Carles Gaig

Creador de sensaciones en Restaurante Gaig (Barcelona)

La sempiterna relación entre vino y gastronomía toma forma de sensaciones en el ideario creativo y la identidad autoral del recetario de Carles Gaig. Un apellido arraigado a la Barcelona gastronómica.


 

FT: ¿Cómo comenzó su restaurante? Cuéntenos un poco sobre su historia...

 

CG: Nací rodeado de fogones en el barrio de Horta, en Barcelona. Mi familia se dedicó desde 1869 a la cocina en la Taberna d’en Gaig y a partir de los años 70 cogí las riendas del restaurante. Fue en 1989 cuando decidí fusionar la tradición y la innovación creando Restaurant Gaig.


 

En 2004 decidimos trasladarnos al centro de Barcelona, en el barrio de l’Eixample en el Hotel Cram donde fusionamos cocina de vanguardia y mercado. 2004 fue un buen año ya que obtuvimos el reconocimiento de l’ Acadèmia Catalana de Gastronomia como Restaurante del Año’.


 

En 2008 decidimos abrir el restaurante La Fonda Gaig en la calle Còrsega de Barcelona recuperando muchas recetas tradicionales catalanas y en 2010 desembarcamos en el aeropuerto con el Porta Gaig. En 2013, Gaig y la Fonda Gaig se fusionaron y dieron lugar a Restaurant Gaig donde se persisten los inicios del restaurante en el barrio de Horta. Ese mismo año, obtuve el reconocimiento de la Academia Catalana de Gastronomía por la trayectoria profesional.


 

En 2019 hemos anunciado nuestro traslado a la Torre del Remei en Bolvir.

 

Carles Gaig en plena fase de servicio en Restaurant Gaig (Barcelona).

 

 

Multi premiado y reconocido internacionalmente, Carles Gaig parte de la tradición de la memoria culinaria catalana para vestir sus platos de vanguardia y contemporaneidad. Un perfil gastronómico que se ha ido asentando de manera progresiva en las distintas encarnaciones del Restaurant Gaig, del original en Horta, al centro de la ciudad.



 

FT: ¿Qué esperan sus clientes de la lista de vinos? Cuéntenos sobre su relación con los vinos de Familia Torres…

 

CG: El maridaje es una parte fundamental de la comida y la materializamos en una amplísima gama de vinos y espumosos. Nuestros comensales nos piden que los asesoremos, y se dejan llevar por nuestras recomendaciones. La atención a la perfecta elección del vino presta al detalle su generosidad para armonizar texturas, sabores y generar sensaciones. Debemos tener en cuenta que en el maridaje ciertos elementos como textura y sabor de los alimentos reaccionan de un modo distinto. Queremos hacer de cada visita una experiencia sensorial identitaria. 


 

Familia Torres es una de las bodegas históricas del sector. Nos gusta su clara apuesta por los vinos singulares. Con ellos buscamos crear sensaciones nuevas en boca. También apreciamos positivamente el trato a la uva y el cuidado por el medioambiente.

 

 

Carles Gaig con su equipo en Restaurant Gaig (Barcelona).

 

 

Cultura, respeto por el producto y por sus invitados. Unos valores que compartimos y con los que aunamos esfuerzos, para ofrecer un abanico de vinos que apuntalan la identidad de cada plato.



 

Sus platos, nuestras etiquetas. Una relación simbiótica que afianza el compromiso por la elaboración de vinos de calidad y de perfil gastronómico.

 

Ver comentarios

Para dejar comentarios debes estar registrado e iniciar sesión

Inicia sesión o registrate