Bar Isabel

Un pedacito del alma de Barcelona en Toronto.

De la vocación por transmitir nuestro legado y experiencia, por ofrecer lo mejor que la viña nos regala, tejimos una suerte de red de amigos y colaboradores que hacen de nuestro mundo un gran hogar, poliédrico, de infinitos perfiles e identidades pero que convergen en el amor por el vino y la gastronomía de calidad.



 

En Toronto, Canadá, el Bar Isabel encarna el alma cosmopolita de la ciudad, ofreciendo un mosaico culinario y enológico, donde la inspiración reside en un áurea conceptual y hedonista que respira aires de Barcelona. 


 

Alessandro Pietropaolo, Co-propietario, Director General y Responsable de vinos, nos cuenta el origen de esta aventura: “Bar Isabel es la criatura fruto del tiempo que el chef Grant pasó comiendo y bebiendo en Barcelona y viajando por España. Cuando abrimos en 2013, prácticamente no había ningún lugar donde disfrutar de cocina española en Toronto. Queríamos presentar un estilo de comida diferente, así como el rico paisaje de las regiones vinícolas de España y su cultura”.

 

El director Alessandro Pietropaolo (izqda.) y el responsable de vinos y chef Grant van Gameren (dcha.), en Bar Isabel.

 

 

La singularidad de Toronto es, precisamente, su pluralidad. Un mosaico de orígenes, vivencias e historias y, por supuesto, un abanico gastronómico que nace de la vieja Europa para dar color y sabor a una de las ciudadanías más heterogéneas de norte América. 



 

Así, Bar Isabel tiene, en lo geográfico, un pie en el barrio italiano y otro en el portugués, anclados ambos en el espíritu español, germen de la criatura: “Toronto es una ciudad maravillosa para ser restaurador, porque tiene acceso a muchas culturas e ingredientes diferentes. Grant, yo y el equipo de gestión de apertura somos nativos de Toronto y crecimos en ese mosaico de cultura alimentaria. Nos sentimos orgullosos de contribuir con algo único a esa cultura. Nuestra ubicación, a caballo entre la pequeña Italia y el pequeño Portugal, un vecindario con una larga historia de inmigrantes europeos (mis abuelos, por ejemplo) y restaurantes de la vieja escuela, tiene el pedigrí perfecto mientras conserva un perfil urbano”, añade Alessandro.


 

También, la lista de vinos viste con etiquetas de España y Portugal en particular, y europeas en general, así como las grandes estrellas del país. Una lista de vinos que, galardonada, se sabe de las más completas de Canadá. “Nuestro objetivo es representar regiones y elaboradores clásicos, así como nuevos, prometedores y emocionantes. Nuestros clientes esperan probar algo nuevo, difícil de encontrar y ser guiados por los vinos de España, de una manera que pocas listas de vinos de restaurantes ofrecen en el País”, asegura Alessandro.

 

Alma cosmopolita, Bar Isabel (Toronto) ofrece un mosaico culinario y enológico, donde la inspiración reside en un áurea conceptual con aire de Barcelona.



 

“Visitar Bar Isabel es como entrar en una taberna de Barcelona, con música, decoración y un menú a juego. Somos conocidos y amados por nuestra auténtica atmósfera del viejo mundo y nuestro delicioso menú de platos pequeños de inspiración española”.



 

El conocimiento de Alessandro sobre los vinos de Familia Torres es profundo y longevo, así como su relación entre sí: “He trabajado con vinos de Familia Torres desde que comencé como un joven camarero en Montreal, y los vinos han estado en casi todas las listas con las que he trabajado desde entonces. He visitado su bodega y asistido a varios seminarios, y creo que cualquier lista de vinos españoles sin uno de Familia Torres la consideraría incompleta”, opina Alessandro.


 

¿Un maridaje?

 

 

Mas La Plana combinado con nuestro corte de Ternera de Ontario no puede ser vencido. O Grans Muralles 2010, de la mano de nuestro exclusivo pulpo asado, acompañado de chorizo y nuestras patatas bravas. ¡Ideal!”

 

Bar Isabel cocina platos contemporáneos de España, con ingredientes locales frescos y las mejores importaciones europeas


 

…y ¿un deseo?


 

“Espero que Familia Torres continúe elaborando los vinos altamente pulidos y bien hechos por los que son conocidos; vinos a la vanguardia de la innovación en el mundo de la enología. Personalmente soy un gran admirador de su enfoque y dedicación en la sostenibilidad, a la vez que mantiene una sensibilidad familiar. Es impresionante ver que todavía es así, especialmente después de 150 años de historia”, apunta Alessandro. Y brindamos con él por los muchos más que vendrán. 

Ver comentarios

Para dejar comentarios debes estar registrado e iniciar sesión

Inicia sesión o registrate